SANGRE TOXICA

Fue en la época en la que Edmund se fue cuando cambiamos de batería. Decidimos que Lucas se tenía que ir, porque se estaba empezando a volver muy raro. Intentaba seguirme el paso con mi afición al speed y por supuesto ¡no se puede! De hecho, no recomiendo mi estilo de vida. Mataría a cualquier persona normal. No es broma, os contare como lo se: Alrededor de 1980 decidí hacerme un cambio de sangre, ya sabéis el mismo proceso por el que se rumoreaba había pasado Keith Richards. Es una buena idea, lógicamente, porque instantáneamente recibes sangre fresca no contaminada sin que tu cuerpo pase por el estresante proceso de la desintoxicación. Así que mi manager y yo fuimos al medico, cogió algunas muestras de sangre y volvió con las malas noticias.

Tengo que decirte esto, la sangre pura te mataría. Dijo.

¿Que?

Ya nunca tendrás sangre humana. Tampoco puedes donar sangre, olvidalo, matarías a una persona normal, eres demasiado toxico.

Fragmento de “White Line Fever” autobiografía de Lemmy Kilmister cantante de “Motörhead”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: